Nuestra Historia

Afelio Garrote y Eladia Rivera son los verdaderos protagonistas de esta historia,  protagonistas de la evolución de la alfarería de Pereruela y fundadores de “ALFARERÍA LA FÁBRICA”

Afelio, mi padre, es un hombre inteligente, tranquilo, que irradia paz y serenidad, siempre lleno de proyectos y de ilusiones. Eladia mi madre, es su complemento ideal, llena de vitalidad, “no para nunca”, está en todas partes, inquieta e impulsiva y siempre con una sonrisa.

Los dos Afelio y Eladia, siempre trabajando, siempre con ilusión, un equipo perfecto que emprendió varios negocios, siempre con éxito,  a lo largo de su vida y que en 1987, decidieron crear una Alfarería en Pereruela.

1.ALFARERIA.BIEN

Cuando mis padres fundaron LA FÁBRICA, apenas quedaban tres familias que se dedicaban al trabajo alfarero.

La alfarería siempre ha estado presente en el municipio de Pereruela gracias a las propiedades de sus barros rojo y blanco.

Con una relevancia histórica por su actividad alfarera, aparece el nombre de Pereruela en numerosos documentos, destacando por antigüedad el fechado en 1410, que refleja un convenio entre el Cabildo Catedralicio y el Concejo de la localidad sobre extracción del barro.

En el Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España de Madoz de 1850 se señala sobre Pereruela que es una “Alfarería a la que se dedican todos los vecinos;  que el barro para la fabricación es de tal calidad que se endurece cuanto más se tiene en el fuego; y que por ello, son sumamente apreciadas sus vasijas”.

La fama de las cazuelas, pucheros, hornos y demás artículos que se elaboran en Pereruela, perduró en el tiempo, pero no así las personas que se dedicaban a dicha actividad, en 1987, cuando mis padres emprendieron ésta aventura, apenas quedaban alfareras en la localidad.

Al límite de la desaparición de ésta actividad, contrataron a dos trabajadoras que sabían el oficio junto con otras para que aprendiesen. Y así surgió ALFARERIA LA FABRICA. El nombre recuerda aquella expresión de los lugareños al encontrarse con nuestras trabajadoras las que al ser preguntadas por donde iban, éstas contestaban “A la Fábrica”, y así es como la expresión popular dio nombre a ALFARERIA LA FABRICA.

Cazuelas elaboradas.

Cazuelas en fase de secado

Las Cazuelas y Pucheros

Las Cazuelas y Pucheros ya cocidos

Las innovaciones realizadas en éstos años  han sido importantísimas:

En primer lugar, no solo se ha conseguido la pervivencia de una tradición, sino que también se ha incrementado el número de personas que trabajan en la alfarería.

En 1976 , eran dos familias.

En 1987 , se funda “La Fábrica”

En 1997 , según El Listado de Talleres artesanos y Artesanos de Castilla y León , editado por la Junta de Castilla y León, en el municipio de Pereruela había nueve artesanos inscritos en el Registro de Artesanos.

En el año 2008 hay en Pereruela 14 talleres artesanos y 50 personas que trabajan en la alfarería.

Actualmente, año 2015, nuevos talleres, nuevas personas dedicándose a la Alfarería, es una actividad en crecimiento.

En segundo lugar : Se ha mejorado la forma de elaboración , con anterioridad a 1987, los tornos para moldear el barro eran de madera y las mujeres trabajaban de rodillas sobre la rueda. En nuestro taller mi padre creó  los primeros tornos de hierro , con altura suficiente para que se puedan realizar las piezas estando sentadas.

La Rueda

La Rueda de Pereruela

El urdido

La técnica del urdido

En tercer lugar : Otra de las innovaciones logradas fue mejorar el sistema de cocido de las piezas, hasta 1987, sólo existían los tradicionales hornos al aire libre, lo que conllevaba que en el invierno, no se pudieran utilizar. Actualmente contamos con hornos de gasóleo, lo que nos permite trabajar durante todo el año.

El horno de cocción.

El horno de cocción.

En cuarto lugar: La preparación del barro, la mezcla de barro rojo y barro blanco, que antes se hacía “pisando” el barro, hoy se realiza con maquinaria adecuada, “Galletera”, que facilita su preparado.

En quinto lugar: También se han producido innovaciones en las piezas que se elaboran, antes no existían ni los platos de chuletón, ni los asadores rectangulares, nadie los había realizado, pero nosotros creímos que conservando en esencia la tradición de fabricar piezas de cocina especialmente destinadas al fuego, se podían realizar otros productos, y el tiempo nos ha dado la razón, pues hoy son dos de las piezas más demandadas.

Hay que resaltar un hecho importante y es que la técnica de modelado es exactamente la misma que antiguamente:

Sobre la rueda se coloca la maya (un anillo de barro), sobre la maya se pone la lusia , y es encima de la lusia donde hacemos las cazuelas, mediante la técnica del urdido. Es decir, al asiento de la pieza, que es lo primero que se hace, se van añadiendo trozos de barro que, con ambas manos, se van pegando al borde del mismo, y se van estirando, y así, hasta el final.

Se han producido otras innovaciones, pero con lo expuesto, creo que queda suficientemente claro la importante labor que se ha venido desarrollando, el dar un gran impulso a una actividad que estaba en decadencia, el mejorar la forma de trabajo, el conservar una tradición, y adecuarla a los tiempos modernos, y conseguir la compatibilidad entre tradición, progreso y rentabilidad.

Exposición.

Exposición.

2 replies »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s